Las hermanas de Santa Ana dejan Lerín

 

El sábado 29 de junio, en la Parroquia de Santa María de Lerín, se celebró la despedida a las últimas cinco hermanas de la Congregación de Santa Ana.
Esta Congregación llegó a Lerín en 1909promovida por la Fundación creada entre el Ayuntamiento y el sacerdote D. Antonino Mendigaña para gestionar la labor asistencial en el hospital local. 

También, socuparon de la docencia hasta 1972, fecha que el colegio lo asume el Estado

Actualmente la dedicación de esta congregación ha sido la gestión y cuidado de los ancianos de la Residencia “Nuestra Señora del Pilar” de Lerín.

El acto de celebración de despedida tuvo lugar después de la misa oficiada por el Párroco, D. Andrés Lacarra, en la Parroquia de Santa María de Lerín, donde Ángel Sánchez Gorricho, miembro del Patronato del Asilo Ntra. Sra. Del Pilar, fue quien relató a los asistentes la vida y obra de cinco generaciones de Hermanas, desde que llegaraa Lerín, hace 110 años, hasta la fecha actual. 

A dicha Celebración asistió al completo el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Lerín, formado por la alcaldesa Consuelo Ochoa y las Concejalas/es: Maite Yerro, Pedro Jesús Pitillas, Felisa Gorricho, Fco. Javier Suberviola y Marifeli Echeverría. 


D. Ángel Sánchez hizo de conductor del homenaje 
dando la palabra en primer lugar a la Superiora Nacional de la Congregación: la Hna. Pilar Samanes, que dedicó unas palabras de agradecimiento para todo el pueblo por el cariño transmitido a las Hnas. durante todos estos años.

La segunda intervención fue del Párroco y Presidente del Patronato Asilo Ntra. Sra. Del Pilar: D. Andrés Lacarraquíen agradeció a la Hermanas y a la Congregación su dedicación y cariño en los servicios prestados en la residencia, en la parroquia, y en especial a los ancianos residentes.

Después se cedió la palabra al lerines Héctor Arratíbel, recién ordenado Diacono.

Más tarde intervino brevemente la Reverenda Madre Superiora y directora de la Residencia: Dª. Maria Luisa Lizarraga.

 Y para finalizar intervino  Consuelo Ochoa, alcaldesa de Lerín, que transmitió un mensaje de cariño y agradecimiento a todas las Hermanasde la Congregación, a las presentes y a las ausentes, por su entrega en nuestra localidad. Seguidamente, les hizo entrega, en representación del ayuntamiento de Lerín, de una placa conmemorativa en agradecimiento a los servicios prestados.

El pueblo entero despidió así a las últimas hermanasMaría Jesús Galindo, Elisa Santos, Carmen Pérez, Concepción Barcelona y la Madre Superiora María Luisa Lizarraga de la Congregación de Santa Ana en Lerín, con este sencillo, emotivo e inolvidable acto.