Historia-1




Un posible yacimiento de la Edad del Hierro, situado en las afueras del pueblo, es la primera marca que la Historia dejó de su paso por Lerín. También quedan en la villa restos de asentamientos de la época romana, probablemente dedicados a la explotación agrícola y ganadera.

Siglos más tarde, durante la Edad Media, hubo en Lerín una importante aljama judía. Venidos desde Castilla, los judíos sumaban a finales del siglo XV un tercio de la población de la localidad.
Fue también en el siglo XV cuando la villa de Lerín comenzó su andadura unida a la dinastía de los Beaumont. En 1425, Carlos III creó el Condado de Lerín en beneficio de su hija natural Juana, casada con Luis de Beaumont II. En un primer momento, el condado estaba formado por Lerín, Eslava, Sada, Sesma y Cirauqui. Más adelante se incorporaron también Cárcar, Andosilla, Mendavia, Allo y Dicastillo.

En el mismo siglo, la guerra civil entre Agramonteses y Beaumonteses supuso la destrucción del castillo de Lerín y, para los Beaumont, la pérdida del condado. El segundo conde de Lerín, Luis de Beaumont II, fue desposeído de su estado de bienes y desterrado por rebeldía contra los Reyes de Navarra.

Al incorporarse Navarra al Reino de Castilla, Fernando el Católico restituyó a Luis de Beaumont III todas sus posesiones. En 1565, por el matrimonio de la heredera de los Beaumont, Brianda, con Diego de Toledo, el condado pasó a formar parte de la casa de los Alba.

Lerín fue también testigo, y víctima, de las guerras del siglo XIX. La villa fue incendiada por los franceses en 1808, en los comienzos de la Guerra de la Independencia, y también fue destrozada durante las guerras carlistas, en las que sirvió de sede a los liberales. Espoz y Mina sufrió en Lerín una de sus principales derrotas.

Aquí nació, en 1896, Amado Alonso García, uno de los más ilustres filólogos del grupo de Menéndez Pidal. Este lerinés fue director del Instituto de Filología de la Universidad de Buenos Aires y ocupó después la cátedra de español en la Universidad de Harvard. El Ayuntamiento de Lerín, el Gobierno de Navarra y la Universidad Pública de Navarra crearon en 2001 la Fundación Amado Alonso con el objetivo de dar a conocer su vida y su obra.

Textos de Mª Carmen Zubiri 1670 KB